A tomar el té con Carina Michelli


Preparar la merienda puede ser un gran momento para compartir con los chicos. Tender la mesa es un ritual lleno de encanto: desde elegir un lindo mantel, seleccionar la vajilla especial para la ocasión hasta ofrecer un menú con exquisiteces. Carina Michelli es experta en la materia y, en esta oportunidad, nos ofrece una guía con tips fundamentales para que sea un gran evento.


 

_MG_5160

 


¿Y qué tal si invitamos a todos a tomar el té? Armar una merienda para nuestros hijos y sus amigos puede transformarse en un momento especial. Desde la preparación de la mesa hasta el menú que se va a servir, todos los detalles son fundamentales. Platos con encanto, compoteras delicadas, algunas flores naturales para decorar y, además, se puede sumar alguna tetera de porcelana (“que sí se va a ver”).


 

_MG_5169

 


La experta Carina Michelli, asesora en decoración, periodista y autora del blog Dos Casas (ver Recuadro), comparte algunos tips para que todo salga perfecto:

1- ¡Usar todo lo que tenemos en casa! Si ponemos en juego nuestra imaginación, todo puede cobrar un sentido distinto de acuerdo con el valor que le demos. De todas formas, aconsejo, si se puede, invertir en vajilla y objetos lindos, pues nos alegran todos los días.

2- Si usamos en una mesa vajilla muy colorida, el mantel debe ser neutro. En esta mesa, puntualmente, usé un retazo que tenía de gasa de algodón como mantel porque quería aprovechar la textura y la ausencia de dobladillo de la tela como un estilo en sí mismo. En el caso opuesto, es decir, si usamos una vajilla más neutra, podemos jugar con manteles o telas coloridas y con mucha estampa. 3- Está bien usar platos y tazas distintas, solo tenemos que tener en cuenta que el conjunto debe resultar armonioso y tener una paleta de colores que combine con el resto de la mesa.


 

_MG_5478

 


4- Cuando armo una mesa, siempre pongo un elemento o un color como disparador del resto, y sobre ello trabajo. De esta manera, podemos lograr que el conjunto resulte armonioso y no una aglomeración de cosas sin sentido.

5- ¡Nunca, pero nunca, pueden faltar las flores! Y si no tuvimos tiempo, podemos armar un lindo arreglo verde con ramas del jardín o del vecino (le pedimos permiso, obvio).

6- Y, por supuesto, los pequeños detalles, que siempre suman. Por ejemplo, podemos hacer tarjetitas individuales con los nombres de nuestros comensales; en esta mesa, le agregué a cada tarjeta una pequeña ramita con un minibroche de madera, quedó genial y es algo superfácil de hacer en casa.

7- Siguiendo esta idea de usar pequeñas ramas, también las podemos usar como servilleteros: por ejemplo, atamos cada servilleta con una linda ramita, usando hilo o cinta de algodón.


 

_MG_5248

 


La experta

Carina Michelli (41) era directora de Contenidos y productora periodística de canales de tevé hasta que nació su hija Isabel. En ese momento, decidió alejarse por un tiempo de la profesión. Pero fue con el nacimiento de su segunda hija, Francisca, que se transformó en asesora de decoración. “Me mudé y la casa estaba ¡literalmente! Vacía. De a poco, comencé a decorarla, ambiente por ambiente. Así me di cuenta de que me encantaba la deco y empecé a investigar más sobre el tema. Con mi cuenta de Instagram y el blog de decoración Dos Casas, todo empezó a tomar forma. La verdad se fue dando naturalmente, no fue buscado”, asegura.

–¿Cómo es tu rutina hoy?

–Me levanto muy temprano, preparo la vianda de una de mis hijas, las despierto y las llevo al colegio. Van a dos escuelas distintas y con horarios distintos. Así que me lleva mucho tiempo llevarlas y traerlas. Por la mañana, trabajo en mi dos cuentas de IG: la mía personal y la de Dos Casas. Todas las semanas son distintas, depende del trabajo puntual que surja, pero básicamente trabajo en casa.

–¿Qué es lo más gratificante de preparar una mesa para tomar el té?

–¡Amo preparar mesas! Es un acto de amor. Me gusta empezar tomando un color o un objeto como punto de partida, y allí voy imaginando el resto. Siempre hay flores en casa; por lo tanto, son protagonistas.


 

_MG_5260

 


–¿Qué es lo que más les gusta a los chicos de compartir el ritual de tomar el té?

–Mis hijas disfrutan mucho de las mesas lindas. Les encanta elegir su taza y se divierten mucho viéndome cuando las armo. Además, son de sugerir mucho y opinan bastante.

–¿Para qué momentos sugerís armar estas mesas de té infantil?

–Para un cumple chiquito, cuanto invitan a sus amigas a casa y, la verdad, también en cualquier ocasión. ¡Solo alcanza con tener las ganas de armar una mesa linda!

–¿Qué requisitos debe cumplir la vajilla para que quieras comprarla?

–Soy fan de Anthropologie, los que me siguen en mi cuenta de IG lo saben. Me gusta mucho esa estética en cuanto a vajilla. Me llaman la atención la porcelana y la cerámica pintada a mano, es decir, aquellas piezas que sobresalen por un trabajo distinto. Me fascina también la vajilla con toques en dorado.

–Además de vajilla y un florero para las flores, ¿qué otros objetos únicos está bueno sumar a la mesa?

–Un lindo camino de mesa, incorporar frutas, que, además de ricas y saludables, quedan divinas. Animarse a incorporar elementos distintos, por ejemplo, utilizar una lata antigua y colocar todas las cucharitas ahí. Poner un lindo mantel también o individuales de papel que quedan supercancheros y son más prácticos.


 

_MG_5343

 


Recetas

Por House of Cupcakes Argentina

Donas de vainilla (Rinde: 12 a 14 donas)

Ingredientes:

– 200 g de harina tipo 0000

– 1 cucharadita de polvo para hornear

– ½ cucharadita de bicarbonato de sodio

– ¼ de cucharadita de sal

– 160 g de azúcar blanca

– 100 ml de aceite de girasol

– 80 ml de leche a temperatura ambiente

– 1 ½ cucharadita de extracto de vainilla

– 3 huevos grandes

Preparación:

Enmantecamos nuestro molde de donas, si es de metal (si es de silicona, no le ponemos nada). Tamizamos la harina con la sal, el bicarbonato y el polvo para hornear. En un bol grande, colocamos el aceite junto con el azúcar blanca y batimos con un batidor de alambre hasta integrar (también podemos usar batidora eléctrica). Añadimos los huevos uno por uno y batimos hasta que estén integrados completamente. Ahora agregamos la leche y la vainilla. Batimos nuevamente con cuidado y despacio. Cuando se haya integrado, sumamos la mitad de la harina y batimos hasta que no queden grumos. Agregamos la otra mitad de la harina y batimos nuevamente hasta que quede una mezcla homogénea. Horneamos a 170 ºC durante 16 a 18 minutos, hasta que se doren un poquito. Dejamos enfriar unos 8 minutos y desmoldamos con cuidado. Usar glasé real para decorar o glaseado de chocolate.

Para el glasé:

– 2 claras de huevo

– 500 g de azúcar impalpable tamizada

– Colorante en pasta de color a elección (2 o 3 colores)

– 3 cucharadas de jugo de limón

– 1 cucharada de agua a temperatura ambiente

Preparación:

Batir todos los ingredientes por 3 minutos con batidora eléctrica. Finalmente, agregamos una pizca del colorante a elección. Si hacemos varios colores, tendremos que dividir el glasé blanco. Una vez que bañamos las donas, las dejamos secar o les agregamos por encima granas o perlas para que se queden pegadas. Podemos hacer un baño a cada dona o dos baños, depende de la consistencia del glasé.


Fotos: Victoria Schiopetto y Agustina Funes. Food style: Carina Michelli. Agradecimientos: David House of Cupcakes Argentina, La Mejor Anfitriona y Solo para Mí.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Limpiar formualrioEnviar